jueves, 25 de enero de 2018

Curiosidades Harry Potter

Buenos días a todos, si habeís leido mis propósitos literarios ya sabreís que terminé y empecé el año leyendo o más bien releyendo Harry Potter, muy probablemente más adelante le dedicaré otras entradas a esta saga y puede que también alguna a su autora. Por el momento os traigo algunas curiosidades de este maravilloso universo que nos cautivo a tantos lectores.

Anagramas 

Probablemente ya todos sabéis que el nombre con el que se hizo famoso el que-no-debe-ser-nombrado "Lord Voldemort" no es sino un anagrama de su nombre real Tom Sorvolo Riddle como el recuerdo de él mismo nos revela en Harry Potter y la cámara de los secretos, a lo que debo añadir, ya que he leído el libro en tres idiomas diferentes, que el nombre original tuvo que ser adaptado para la traducción a los diferentes idiomas, del inglés original en realidad es Tom Marvolo Riddle.
Pero este no es el único anagrama que J. K. Rowling escondió en los nombres de sus personajes ya que el nombre de Lavender Brown es otro anagrama en el original para brand new lover lo que en castellano vendría a ser algo así como nueva amante o nuevo amor.

Curiosidades sobre el cast 

Muchos os habréis fijado que la apariencia de Matthew Lewis, el actor que interpretó a Neville, no se corresponde para nada con el aspecto del personaje en las primeras películas. El secreto está en que desde la tercera película hasta la sexta el actor llevaba un traje especial para parecer más gordo además de dientes falsos en la tercera y la cuarta.

¿Alguna vez os habéis preguntado si los actores también tienen su libro favorito de la saga? Pues resulta que si que lo tienen, al menos podemos saber el de dos. En el caso de Emma Watson es El prisionero de Azkaban mientras que el de Daniel Radcliffe es La cámara de los secretos.

¿Habeís notado que no es siempre el mismo actor el que interpreta a Voldemort? Contando con las versiones más jovenes, Voldemort fue interpretado por nada más y nada menos que seis actores en el transcurso de las ocho películas.

De todos los actores que conformaron el casting de las películas, Alan Rickman fue el único en conocer el destino de su personaje antes de que el último libro fuese publicado.


¿Sabíais que uno de los directores de las películas pidió a los tres actores principales, Rupert, Emma y Daniel, que les entregase una redacción sobre sus personajes? ¿Podeís adivinar el resultado? Muy en la línea de sus personajes. Emma entregó un total de 16 páginas, Daniel solamente una mientras que Rupert nunca llegó a entregarla.

Del Latín


Los que hayáis estudiado Latín o sabéis algo de esta lengua ya habréis podido notar que juega un papel muy importante en el mundo creado por Joanne Rowling. Sin ir más lejos el lema de Hogwarts, que aparece en el escudo de la escuela, es Draco Dormiens Nunquam Titillandus traducido al castellano como Nunca hagas cosquillas a un dragón dormido.

Otra de las aportaciones del latín se encuentra en el hechizo para convocar a un Patronus ya que las palabras a pronunciar Expecto Patronun se traducen como Espero un Guardián.

Metáforas y otros recursos


La saga esta llena de pequeñas metáforas, hoy vamos a revelar dos. Todos sufrimos las muchas muertes que transcurren durante los siete libros, la propia J. K. Rowling explicó que cada una de ellas tenia un propósito diferente, en el caso de Hedwig, la amada lechuza de Harry, su muerte pretendía representar la perdida de la inocencia de Harry.

Rowling nos reveló también que Albus Dumbledore derrotó a Gellert Grindelwald en 1945, el mismo año en que fue derrotado Hitler por lo que al primero se le considera la versión mágica del segundo.

Otras curiosidades 

Todos recordamos, aunque seguramente de diferentes maneras, el epilogo del séptimo libro. La autora ha admitido que estuvo a punto de incluir a Dudley Dursley en el mismo, en el andén 9 y 3/4 con un hijo mágico.

Otro de los datos revelados por la autora, ha sido el hecho de que el Sr Weasley reparó la moto que había pertenecido a Sirius y esta acabó perteneciendo a Harry.

Seguro que muchos, como yo, os habréis preguntado que hicieron los protagonistas cuando por fin terminó la batalla contra Voldemort. Rowling también ha hablado de ello revelando que Hermione fue la única de los tres amigos que volvió a Hogwarts para completar el último año uniéndose al curso de Ginny.

Si como yo habéis releído varias veces los libros y tenéis las películas casi aprendidas de memoria, no habréis dejado pasar por alto las diferencias entre los primeros y las segundas. En concreto hoy destaco uno de la octava película: El destino de la varita de sauco. En el libro Harry la utiliza para reparar su propia varita y luego la devuelve a su legitimo dueño: a Dumbledore. En la película, sin embargo, la parte en dos y tira cada trozo por separado lo más lejos posible.

Y finalizo esta entrada con una curiosidad sobre los Merodeadores: Lúnatico, Colagusano, Canuto y Cornamenta (Moony, Wormtail, Padfoot y Prongs en inglés) murieron en orden inverso al que aparecen su nombres en el Mapa del Merodeador.

Y me despido por hoy. Os invito a contarme si conocíais alguna de estas curiosidades y si queréis leer más curiosidades como esta.

¡Hasta la próxima entrada!

lunes, 15 de enero de 2018

Propósitos literarios 2018




Por aquí os dejo (con bastante retraso, lo sé) mis propósitos literarios para este 2018.

  • Como siempre el primero es muy fácil: Reducir la lista de lecturas pendientes. Durante el 2017 no me fue mal del todo con ello pero aún así mis estanterías están repletas de lecturas pendientes.
  • Con el segundo remito a Goodreads, en principio me he propuesto leer 50 libros este año, bastantes menos que el año pasado. La razón es que estaré bastante liada y no sé cuanto tiempo tendré para leer por lo que he decidido empezar por ahí y luego ya iré decidiendo.
  • Mi siguiente propósito literario tiene mucho que ver con el blog, ya que mucho de lo que leo no lo reseño o no hablo de ello, si no llegó a hacerlo al menos espero poder pasarme por aquí algo más frecuentemente.
  • Este año, después de mucho tiempo y aprovechando que Sam del blog Be Geeks me ha regalado una edición preciosa, me gustaría releer Cumbres Borrascosas. Si no lo habéis leído os lo recomiendo mucho.
  • Otro de los retos a los que me he unido este año, que tuvo mucho éxito en varios blogs, es 1 book, 1 coin. De este modo espero ahorrar leyendo algo que al principio puede soñar algo extraño.
  • Por último, para cerrar este año la lista, me propongo leer más en inglés. Empecé el año releyendo el séptimo y el “octavo” libro de Harry Potter en inglés y espero poder añadir otras lecturas en este idioma a la lista.
Y estos son los propósitos para este año, al menos por ahora, tengo la mala manía de cambiarlos a lo largo del año. Os animo a dejar los vuestros en los comentarios o si habéis creado una entrada en vuestros blogs a este respecto podéis dejarme el enlace. Y como todavía no había dicho nada por aquí…
¡Feliz Año Nuevo!

martes, 26 de diciembre de 2017

AQUÍ DENTRO SIEMPRE LLUEVE - CHRIS PUEYO

FICHA TÉCNICA:
Aquí dentro siempre llueve / Chris Pueyo
Editorial Planeta (Destino) / Año 2017 / 120 págs. / Ilustrado por Jorge García Ruíz
“La poesía no llega para salvarnos, pero concede ese segundo exacto de luz en los ojos que nos permite descubrir la herida y respetarla.
Nadie que te haga sentir pequeño merece verte crecer.
Aquí dentro siempre llueve, pues descubrí que la felicidad está salpicada de tristeza hasta que uno se tiende una mano y encuentra el valor suficiente para salir por la ventana de su propio pecho.
Por tu parte, no temas, he precintado con palabras el hueco que ocupa tu recuerdo (ese contra el que ya no lucho) para que el olvido no pueda tocarte.
Por la vuestra, a ver si os enteráis:
los chicos tristes somos felices así”


OPINIÓN PERSONAL 

He de reconocer que nunca he sido exageradamente fan de la poesía a pesar de que adoro las Rimas de Bécquer. En este caso decidí darle una oportunidad a este poemario por varias razones, la primera porque me apetecía conocer el estilo del autor y la segunda porque tuve la oportunidad de acudir a la presentación, que fue más bien un recital, del libro en mi ciudad. Lo cierto es que no me arrepiento, a pesar de que no encaja dentro del concepto que la mayoría de la gente tiene de la poesía, sino más bien que encaja en el tipo de poesía modernista que se preocupa más de lo que transmite y de cómo presentarlo que de las posibles figuras retóricas o de la rima en algunos casos. Desde mi punto de vista es una mezcla muy bien llevada de narrativa y prosa, en la que no hace falta recurrir a rimas forzadas para que cada una de las poesías tenga una musicalidad y un ritmo propios.  Es sin duda una poesía de carácter intimista, el autor está decidido a no dejarse nada, a dejar que la pluma exprese con libertad sentimientos que no pueden dejar indiferente a nadie como tampoco lo hacen las ilustraciones que los acompañan .
A pesar del carácter narrativo del poemario, no me cabe duda de que las palabras hay que saber interpretarlas, que muchos de los poemas esconden mucho trasfondo que quizás no sea tan sencillo descubrir con una primera lectura. Para mi ese es uno de los detalles más importantes a la hora de leer un poema, que sea de fácil interpretación cosa que ha cumplido con muy buena nota este poemario.
La  extensión de los poemas varia, los hay que ocupan hasta cuatro páginas y otros menos extensos que no llegan a ocupar ni la página completa pero en ningún caso la extensión dificulta la lectura. La estructura del poemario queda definida en capítulos, en este caso cuenta con seis capítulos los cuales incluyen cuatro poemas excepto el sexto que cuenta con uno más. A estos capítulos se añade un prólogo de Andrea Valbuena que resume, desde mi punto de vista, perfectamente la intención del poemario y ya nos adelanta que no entra dentro del concepto clásico de poesía. Por otro lado, también el autor hace su propia introducción dirigida al lector a modo de carta.
En conclusión, este primer acercamiento de Chris Pueyo a la poesía me parece muy acertado, y no solo porque haya decidido dotarlo de un carácter intimista, sino que demuestra que no hay un canon establecido a la hora de escribirla. 

 VALORACIÓN

5/5 
Se valora mucho el saber que no se trata de versos vacíos sino que el autor se vuelca tal como es en ellos, sin tapujos. Por otro lado se  hace una lectura amena no solo por el contenido sino por la forma cuidada de las ilustraciones y demás detalles. 


ACERCA DEL AUTOR

Christian Martínez Pueyo (Sevilla, 1994), más conocido como Chris Pueyo, comenzó la carrera de Literatura General y Comparada (Madrid) y publicó su primera novela, El chico de las estrellas, en diciembre de 2015, donde fue reconocido por su estilo visceral, poético y transparente.
Su devoción por la poesía y la música de autor le han convertido en un auténtico amante de las letras.
Asegura que pinta camisetas, escribe cosas y, a veces, libros.
Pero ya está.
Solo eso.